Soda Cáustica

Soda cáustica

El hidróxido de sodio, que se conoce comúnmente como soda cáustica, se produce comercialmente por dos métodos básicos: celdas electrolíticas y proceso químico. La mayoría de la soda cáustica se produce a partir de celdas electrolíticas. Hay tres tipos de celdas electrolíticas: diafragma, mercurio y de membrana (que se describirán posteriormente). La soda cáustica de proceso químico se produce mediante la reacción de carbonato de sodio (Na2CO3) con hidróxido de calcio (Ca[OH]2) para formar hidróxido de sodio (NaOH) y carbonato de calcio (CaCO3).

Usos

La soda cáustica es uno de los elementos constitutivos básicos de la química, y como tal, encuentra una diversidad de usos. Algunas de categorías generales de uso son: fabricación de productos químicos; fabricación de pasta y papel; productos de limpieza; petróleo y gas natural; película de celulosa; proceso textil de algodón; y tratamiento de aguas.

La soda cáustica, especialmente cuando se usa para el control del pH, la neutralización de ácidos residuales y usos similares, compite con otros álcalis, especialmente con el carbonato de sodio (ceniza de sosa). Los factores comunes para seleccionar la soda cáustica son su fuerte alcalinidad y su facilidad de almacenamiento y manejo.

Unos de los principales usos químicos de la soda cáustica es en la fabricación de alúmina de la bauxita, en donde se disuelve la alúmina para poder separar las impurezas insolubles. Además, la soda cáustica tiene una variedad de usos en la fabricación de productos químicos, que incluyen neutralización del ácido residual, control del pH, lavado cáustico de gases residuales, catálisis y extracción cáustica.

La soda cáustica es un importante producto químico para la industria de la pasta y el papel. Sus usos principales en la producción de pasta y papel incluyen la cocción/elaboración de pasta Kraft, la extracción de lignina durante las secuencias de blanqueado de la pasta, y la fabricación de hipoclorito de sodio sobre el terreno. El procedimiento general para el blanqueado de la pasta incluye una secuencia de blanqueado durante la cual las impurezas y las materias de color presentes en la pasta se oxidan y/o se convierten en formatos solubles en álcalis, y una secuencia de extracción durante la cual se eliminan las impurezas. Las etapas de extracción casi siempre usan soda cáustica.

La soda cáustica se usa hasta cierto punto en todos los procesos químicos de trituración: sulfato, sulfito y soda. En los procesos de sulfato y de soda, los licores de trituración son soluciones de sulfuro cáustico y de sodio y cáustico, respectivamente. En el proceso del sulfato, que es, sin lugar a duda, el proceso de trituración más importante, el máximo de reciclaje se logra concentrando los sólidos en el licor de trituración residual, quemando el licor concentrado y luego recaustificando el residuo disuelto de la combustión con un sistema de caustificación de cal. Además, la soda cáustica se usa en el proceso de trituración de sulfito de sodio para ablandar e inflar la madera antes de hacer ciertos tipos de pastas mecánicas, para el tratamiento de aguas y para el lavado de gases residuales.

La soda cáustica se usa para mercerizar y lavar las telas y fibras de algodón. Un 90% de todo el algodón pasa por un tratamiento de lavado, que hace que la tela pueda absorber mejor los agentes de blanqueado. Aproximadamente el 35% del algodón se merceriza para mejorar la fortaleza de la fibra y la afinidad a los tintes.

Dos otros usos de la soda cáustica son para el tratamiento de aguas y la elaboración de alimentos. Las instalaciones de tratamiento de aguas municipales usan soda cáustica para regular el pH, para regenerar el intercambio iónico, y para la generación de hipoclorito de sodio sobre el terreno. La soda cáustica se usa en varios tipos de elaboración de alimentos. Un ejemplo es en la remoción de la piel de las papas, los tomates y otras frutas. También se usa en la elaboración de grasa y aceites comestibles.

El mercado de productos de limpieza incluye una gran cantidad de usos de soda caústica, ya sea como reactivo para producir los compuestos químicos que se emplean en estas aplicaciones, como las sales de sodio de ácidos sulfónicos orgánicos y el hipoclorito de sodio, o como un componente directo de productos como limpiadores de tuberías y limpiadores de hornos. El consumo de cáustico en agentes de limpieza incluye el uso de cáustico para hacer jabones, detergentes sintéticos y detergentes alcalinos para uso doméstico y no doméstico, y varios otros productos de limpieza. La mayoría de las lejas liquidas de uso doméstico se fabrican mediante la reacción de cloro y una solución de soda cáustica.

La industria del petróleo y gas natural usa la soda cáustica en varias aplicaciones para la producción (y la exploración) y en la elaboración de productos. Es un componente importante en la mayoría de los lodos de inyección y se pude usar en la inyección alcalina de los campos petrolíferos para aumentar la recuperación del petróleo.

La soda cáustica se consume en la producción del rayón, celofán y otros productos de celulosa.

Para información sobre los productos por favor complete el siguiente formulario:

à Su Nombre (Obligatorio)

à Su Correo Electrónico (Obligatorio)

à Asunto

à Su Mensaje